Grandes Felinos: un futuro difícil

En el último siglo las poblaciones de Tigre han mermado en un 95%. El 3 de marzo de este año se celebra el Día Mundial de la Vida Silvestre y en este 2018 hace especial énfasis en la delicada situación a la que se enfrentan los grandes felinos en todo el mundo.

Grandes Felinos: un futuro difícil

GRANDES FELINOS EN EL DÍA MUNDIAL POR LA NATURALEZA

El 3 de marzo de este año se celebra el Día Mundial de la Vida Salvaje y en este 2018 hace especial énfasis en la delicada situación a la que se enfrentan los grandes felinos en todo el mundo.

Grandes Felinos: un futuro difícil

Pertenecer a los grupos de los grandes felinos y ser un mamífero carnívoro en un planeta dominado por la especie más depredadora de la historia, la humana, no es nada fácil.
La feroz competencia por los recursos y por el hábitat que una población cada vez más numerosa de Homo sapiens ejerce en todos los rincones de la Tierra está afectando, como es bien sabido, a la totalidad de organismos y ecosistemas con los que compartimos este curioso rincón del universo.Un rincón en la inmensidad de un cosmos donde, por lo que sabemos en estos momentos, la vida no ha sido capaz de arraigar en ninguna parte más. Tan sólo en nuestro planeta, un día de hace más o menos 4.000 millones de años, pudieron gestarse las semillas de una vida primigenia aprovechando una serie de azares y de circunstancias tan concretas como improbables.
Aquellas células primitivas se prosperaron y diversificaron y hoy hay en el mundo más o menos 2 millones de especies descritas, aunque se estima que hay muchas más que todavía no conocemos. Este hecho maravilloso debería ser premisa suficiente para preservar cada especie como si fuera el

Leones (Panthera leo). © Oriol Alamany

tesoro más preciado: nada más irrepetible que una forma de vida concreta, ni nada más irrecuperable que su pérdida.
Un argumentario que se enzarza con la intrincada relación de la red global de hábitats y ecosistemas, en el que toda especie hace su aportación y en el que toda ausencia supone una carencia, un empobrecimiento de la existencia que nos empeñamos a perpetuar: hoy, la tasa de desaparición de especies es 100 veces superior a la natural, exenta de la impronta humana.

El fotógrafo y naturalista Oriol Alamany, ha trabajado con distintas especies en muchos países, obteniendo estas magníficas imágenes, de gran belleza y estética, que ofrecen los grandes felinos.

Leopardo (Panthera pardus). © Oriol Alamany

En cuanto a los grandes felinos, las cifras son de vértigo

En el último siglo las poblaciones de tigre han mermado en un 95% y las de león africano un 40% en tan sólo veinte años, por poner dos ejemplos. Además de los tigres y leones, entre los gatos más grandes se cuentan también los leopardos, jaguares, guepardos y pumas.
Pero no podemos dejar de lado, a pesar de sus dimensiones más reducidas, uno de los grandes felinos de nuestro territorio: el lince ibérico (Lynx pardinus), la especie de felino más amenazada del planeta, con una población

León (Panthera leo). © Oriol Alamany

estimada de 1.111 ejemplares. Pero una cifra muy superior a la de los datos de 2002, cuando no quedaban más de cien: fue de un pelo.
Por todas partes, los motivos por los que estos majestuosos animales enfrentan tantas dificultades (de las 36 especies de felinos que existen en el mundo, la mitad está en peligro según la UICN) se derivan de la confrontación con el ser humano. Las causas principales son la cacería furtiva (a menudo para evitar ataques a la ganadería), la pérdida y fragmentación del hábitat y el comercio de animales vivos, o de partes de su cuerpo.
Desde la década de 1940 tres subespecies de tigre han sido cazadas hasta la extinción: el tigre del Caspio (Panthera tigris virgata), de Bali (Panthera tigris balica) y el de Java (Panthera tigris sondaica).Otras subespecies tienen un número tan escaso de efectivos que parece improbable que lleguen a constituir lo que se llama una mínima población viable (el número de ejemplares recomendado varía según la especie) que permita asegurar la supervivencia a largo plazo.
Es el caso del leopardo del Amur (Panthera pardus orientalis), de los que quedaba una decena hace diez años y hoy se estiman unos 60 ejemplares en estado salvaje en el noreste de China y Extremo Oriente Ruso. Un número tan escaso que genera un problema añadido: la endogamia. No es una cifra muy alentadora, como tampoco lo es el escaso centenar de guepardos asiáticos (Acinonyx jubatus venaticus) que todavía permanecen en Irán.
Entre los tigres, la subespecies más amenazada es la del sur de China (Panthera tigris amoyensis). De ésta ni se sabe cuántos individuos hay en libertad. Y de la pantera de Florida (Puma concolor cougar) se calculan unos 200. Todas ellas, unas cifras muy por debajo de las convenientes para su conservación.

En el último siglo las poblaciones de tigre han mermado en un 95%

Tigre de Bengala (Panthera tigris) uno de los grandes felinos del plantea más amenazado.

Pero para el tigre, no todo está perdido

Sin duda ha sido una de las especies más perseguidas por el ser humano.

Se calcula que en 1900 había unos 100.000 y, desde entonces, hasta hoy, ha sido masacrado sin pausa, hasta llegar a una población inferior a los 4.000 ejemplares.
El ser humano le ha ido empujando fuera de su hábitat natural y le ha abatido tanto para defender el ganado de los ataques de un felino que a menudo no tiene muchas opciones más para alimentarse, como por otras razones mucho más absurdas: por su fabulosa piel, por partes de su cuerpo asociadas a inverosímiles propiedades medicinales, o por venderlos, vivos, a particulares.El escaso número de efectivos en libertad ha generado la proliferación de centros de cría ilegales en varios países de Asia, surgidos para alimentar este comercio ilegal millonario.
Entre el año 2000 y 2015 se incautaron partes equivalentes a al menos 1.755 tigres, es decir, dos tigres semanales. Y en Tailandia y Vietnam se han incautado 186 animales vivos en los últimos cuatro años.
Pese al dramático escenario que afronta este animal tan espectacular, el último censo global, de 2016, evidencia que las medidas llevadas a cabo en países como India (donde viven dos terceras partes de los tigres), Rusia, Nepal y Bhutan están funcionando. De los 3.200 individuos que había en 2010, se ha pasado a cerca de 3.900 ejemplares. Es un avance a celebrar.
Ahora, el objetivo de todas las organizaciones implicadas en la salvaguardia del tigre es duplicar esta cifra de aquí a 2022. Lamentablemente, Bangladesh, China y Vietnam no han hecho los deberes y allí los tigres siguen menguando a un ritmo preocupante.Es evidente que queda mucho trabajo por hacer. Pero también se constata que sabemos cómo revertir esta situación. Sin embargo, habrá que reflexionar si los ingentes esfuerzos que tantas personas hacen para asegurar la viabilidad de estas especies irremplazables se podrán llevar a cabo en un mundo donde el ser humano cada vez es más (preocupantemente) numeroso. ¿Se hablará sin tapujos alguna vez de esta cuestión? Ojalá. Es un factor clave.

Tigre de Bengala (Panthera tigris)

¿Nos ayudas a conservarlos?


Sí, quiero hacer un donativo al proyecto: Salvar a los Grandes Felinos

¿Un mundo sin depredadores?

El escenario de futuro que los cada vez más numerosos seres humanos estamos configurando a marchas forzadas no parece muy inclusivo, en términos generales. No lo es en lo que se refiere a los menos favorecidos de nuestra propia especie, es decir, por la mayoría de estos 7.000 millones de personas que somos hoy en día, una cifra que se alzará hasta más allá de los 11.000.000 en el 2050, con todo el dispendio de recursos que comporta esta superpoblación, un tema clave en la preservación de la biodiversidad.
Mucho menos lo es para el resto de seres vivos con los que compartimos este planeta singular. Los gestores de las masivas sociedades humanas actúan como si conservar la biodiversidad fuera una especie de lujo frívolo, un capricho de conservacionistas.La ignorancia científica de los mandatarios es tan flagrante que no entienden que preservar los ecosistemas y los organismos que viven en ellos es una completa prioridad para nuestra supervivencia.
Un mundo sin depredadores, volviendo al tema que nos ocupa, y concretamente a los grandes felinos, sería un mundo en el que proliferarían en exceso toda una serie de animales que, sin control poblacional, harían estragos en la naturaleza. Lo sabemos a ciencia cierta: hay un montón de estudios científicos que detallan todo lo que ocurre en la red de la vida cuando sacas una pieza tan singular como ésta. También sabemos cómo recuperar especies en franca regresión: aparte del lince, hay muchos más ejemplos de éxito.


Guepardo (Acinonyx jubatus). © Oriol Alamany

El problema no es la carencia de conocimientos, ni de tecnologías, sino una descomunal visión a corto plazo que nos impide evaluar el mundo de forma global. Pero, como dice el economista ecológico Herman Daly, es un error gestionar la Tierra, como un negocio en liquidación.
Parafraseando al ecólogo Donald Falk,

«Las especias son como ladrillos de un edificio. Podemos perder unas cuantas. Pero si desaparecen el 20% de las especies la estructura se desestabiliza y colapsa. Así funciona un ecosistema»

Donald Falk

Ojalá que en este 2018, aprovechando la ocasión de este día convocado por Naciones Unidas, se renueven las fuerzas y las energías para continuar con más empuje que nunca con la lucha por la preservación de los grandes felinos, reguladores de los ecosistemas y seres vivos de belleza inigualable.

El caso del Lince ibérico: nuestro gran felino

En nuestro país, el espectacular aumento de la población de lince ibérico ha sido posible después de los ingentes esfuerzos humanos y económicos invertidos desde hace más de quince años en la salvaguarda de una especie que ha pasado de ser considerada «en peligro crítico de extinción» a catalogarse como «en peligro», un estado de amenaza inferior.
Según datos del proyecto Iberlince, la mortandad provocada por el ser humano, producida por la cacería furtiva, envenenamientos, trampeo y atropellos, y la merma de su presa principal, el conejo, pusieron a este precioso felino contra las cuerdas.A pesar de todas las adversidades, los programas de cría en cautiverio y las posteriores reintroducciones de nuevosejemplares en los hábitats naturales consiguieron que la población pasara de los 100 a los más de 1.000 ejemplares actuales. Éstos están distribuidos por diferentes zonas del ecosistema mediterráneo, desde Andalucía (sobre todo en el área de Doñana), la parte oriental de Sierra Morena (Ciudad Real), Montes de Toledo, el valle de Matachel en Extremadura y el del Guadiana en Portugal.El trabajo realizado ha sido muy grande pero, desafortunadamente, no podemos bajar la guardia: el pasado 2017, una treintena de linces murieron atropellados y otros 54 lo hicieron por diversas causas violentas (básicamente caza furtiva).
¿Qué sentido tienen los programas para recuperar una especie si no somos capaces de afianzar un hábitat con condiciones?

Lice ibérico (Lynx pardinus). © Oriol Alamany

¿Nos ayudas a conservarlos?


Sí, quiero hacer un donativo al proyecto: Salvar a los Grandes Felinos

Situación de los principales grandes felinos del mundo

León (Panthera leo) Distribuido básicamente por el África subsahariana, y catalogado como vulnerable según la UICN. La población es de aproximadamente 30.000 ejemplares. La subespecie Panthera leo asiática, considerada amenazada, es la única que se puede encontrar en Asia, concretamente en el estado indio de Gujarat. En declive.
LEÓN-Panthera-leo-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies:
Panthera leo (West Africa subpopulation)
Panthera leo ssp. persica
Tigre (Panthera tigris). Sólo se encuentra en el continente asiático. Cuenta con nueve subespecies, todas ellas amenazadas. El tigre de Bengala es la más numerosa con 3.890 ejemplares según el último censo efectuado.

Tigre de Bengala-Panthera-tigris-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies:
Panthera tigris ssp. altaica
Panthera tigris ssp. amoyensis
Panthera tigris ssp. balica
Panthera tigris ssp. corbetti
Panthera tigris ssp. jacksoni
Panthera tigris ssp. sondaica
Panthera tigris ssp. sumatrae
Panthera tigris ssp. tigris
Panthera tigris ssp. virgata
Leopardo de las Nieves (Panthera uncia). Es uno de los felinos más emblemáticos. Vive en las zonas montañosas del centro y sur de Asia Central, especialmente en las cadenas montañosas del Himalaya.

LEOPARDO DE LAS NIEVES-Panthera-uncia-uncia-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Leopardo (Panthera pardus) se distribuye por África y Asia y hay 9 subespecies. El número total de efectivos se desconoce y se cataloga como vulnerable. Hay muchas subespecies en peligro crítico, el más raro es el Leopardo de Amur, (Panthera pardus orientalis), del que sobreviven unos sesenta ejemplares.
Su población ha mermado un 20% en los últimos veinte años y se calculan unos 4.000 ejemplares viviendo en libertad en las montañas del Himalaya, meseta del Tíbet, Asia Central y Siberia.

LEOPARDO-Panthera-pardus-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Pantera nebulosa (Neofelis nebulosa) La especie, de hábitos arborícolas, está clasificada como vulnerable. Vive en las montañas de Nepal, India y China y ya se extinguió en su antiguo reducto de la isla de Taiwán. Se estima que quedan menos de 10.000 y van a la baja.

PANTERA NEBULOSA-Neofelis-nebulosa-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Pantera nebulosa de Borneo (Neofelis diardi) Cuenta con dos subespecies (Neofelis diardi borneesis y Neofelis diardi diardi). Se encuentra tan sólo en las islas de Borneo y Sumatra y la población es de unos 4.500 ejemplares. Unos 3.800 en Borneo y sólo 730 en Sumatra.

PANTERA NEBULOSA DE BORNEO-Neofelis-diardi-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies
Neofelis diardi ssp. borneensis
Neofelis diardi ssp. diardi
Guepard (Acinonyx jubatus) De este felino se cuentan cinco subespecies. La mayoría vive en África, sólo una, Acinonyx jubatus venaticus, sobrevive en Asia, concretamente en Irán, y se encuentra en peligro crítico: queda un centenar. En total existen unos 6.700 ejemplares aproximadamente.

Guepardo (Acinonyx jubatus). Grandes Felinos. World Nature (WN).Dibujo: Toni Llobet.

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies:
Acinonyx jubatus ssp. hecki
Acinonyx jubatus ssp. venaticus
Jaguar (Panthera onca) Ha mermado entre un 20 y un 25% en tres generaciones (veintiún años). Es el mayor felino de América, donde está distribuido especialmente en la parte central y sur del continente. Hay individuos divagantes en la frontera entre Estados Unidos y México. Se cree que en total existen alrededor de 15.000 individuos. Catalogado como especie casi amenazada.

JAGUARD-Panthera-onca-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Puma (Puma concolor) Es con el jaguar el otro felino americano y se distribuye desde Canadá (donde hay entre 3.500 y 5.000 ejemplares), sur de Estados Unidos y México (unos 10.000) hasta la Patagonia.
Donde es más abundante es en la Amazonia.
Es muy adaptable y está catalogado como especie de preocupación menor, aunque existe alguna subespecie muy amenazada, como la pantera de Florida (Puma concolor cougar), que cuenta con menos de 200 individuos aislados en un hábitat reducido y fragmentado.

PUMA-Puma-concolor-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies:Actualmente, la taxonomía está en revisión por parte del grupo de especialistas en Felinos de la IUCN SSC Cat Specialist Group. Mientras que 32 subespecies han sido descritas clásicamente, en base al análisis genético Culver et al. (2000) sugieren seis subespecies de la siguiente manera:
P. c. cougar: North America
P. c. costaricensis: Central America
P. c. capricornensis: eastern South America
P. c. concolor: northern South America
P. c. cabrerae: central South America
P. c. puma: southern South America.
Lince Boreal (Lynx lynx) Es el otro felino euroasiático y se distribuye desde los Pirineos (donde parece que podrían quedar algunos ejemplares), hasta el oriente asiático.

LINCE-Lynx-lynx-Grandes-Felinos-WN

MAPA DISTRIBUCIÓN



Subespecies:
Lynx lynx ssp. balcanicus
Asesoramiento: Antoni Carulla, President&CEO WN
Fotografías: Oriol Alamany (indicadas). Fondo WN, el resto
Ilustraciones gentileza de: Toni Llobet: Wilson, D.E. & Mittermeier, R.A. eds. (2009). Handbook of the Mammals of the World. Vol. 1. Carnivores. Lynx Ediciones, Barcelona.

Comparte en Tus Redes Sociales nuestro trabajo por la Naturaleza. Gracias

Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Compartir en linkedin